Sobre las elecciones de Derecho en la UTal

El día de mañana –Martes 3–una vez más concurrirán nuestros compañeros leguleyos a elegir al Centro de Estudiantes del período 2016. Los guevaristas que estudiamos precisamente esta carrera, reconocemos la importancia de esta coyuntura, debido a la trascendencia de nuestra escuela como matriz de la mayoría de las organizaciones políticas de nuestra universidad y al rol que suele ejercer en la orgánica estudiantil (CGE) y como fiscalizador de las –hasta ahora–continuas federaciones gremialistas.

Conforme a lo anterior, damos nuestra visión de los programas de ambas listas postulantes a la mesa ejecutiva del CED, para finalmente dar a conocer nuestra postura como izquierda revolucionaria respecto a esta elección.

“Reinvéntate”

En primer lugar nos referiremos al programa de la lista que, bajo el histórico discurso populista, representa a la derecha estudiantil.

La propuesta es –para variar– esencialmente gremialista. Antes de referirnos en específico al programa, quisiéramos responder al Presidente del CREA y quién preside también esta lista, respecto a críticas que, sin mencionar específicamente a la Juventud Guevarista, ha realizado tanto en el debate como por medio de su programa. Señalamos pues, que nosotros no consideramos a nuestros compañeros como “ignorantes” y “despreocupados” por el hecho de no participar de las instancias estudiantiles, más bien hacemos el llamado a la organización permanente y a la discusión tanto de las problemáticas que nos aquejan como de la carrera que deseamos construir, pues ello nos distingue como estudiantes y no como clientes, algo que no deja claro este programa diseñado, al parecer, para mantener conforme a consumidores.

Por otra parte, el señalar que se ha intentado establecer en nuestro país un criterio de “buenos y malos” y su supuesta superación es algo que tajantemente rechazamos. Siempre seremos claros en señalar que existen organizaciones al servicio de los explotadores, y quienes –como nosotros– nos ubicamos junto a nuestro pueblo en la lucha de los explotados. No permitiremos que las personas que respaldan la injusticia y la desigualdad del vigente sistema económico intenten confundir a nuestros compañeros con los discursos conciliadores que solo se quedan en el panfleto.

En cuanto al programa, este implica un retroceso enorme a la caótica situación anterior al año 2011 en nuestra facultad. Sí, un CED es una instancia representativa que debe estar al servicio de los estudiantes para responder a sus necesidades –tanto colectivas como individuales–, pero quitar el contenido político de la organización estudiantil y reducir este órgano a un mero gestor de actividades nos pone en indefensión respecto a qué carrera deseamos construir y a que profesionales deseamos ser a futuro, dejando todo esto a cargo de nuestras autoridades que suelen fijar estos criterios bajo las lógicas de mercado donde nuestra universidad es modelo hoy en día –jamás pensando en las necesidades de nuestra comunidad, solo de la ganancia–.

En resumen, un programa populista sin contenido político que nos recuerda a aquéllos tiempos en donde el estudiante votaba porque se le ofrecía un televisor o una mesa de ping pong en vez de elegir por un proyecto de facultad. Aunque, para ser honestos, siempre este ha sido el proyecto de la derecha, despolitizar para que todo siga tal cual.

Un ejemplo de lo anterior podemos encontrarlo en la secretaría académica, donde ninguna propuesta dice relación con un proyecto de facultad. ¿De qué sirven los perfeccionamientos propuestos al estudiante desde una perspectiva individual? ¿Sacar Derecho de Familia de la cédula de Civil en el Examen de Licenciatura sin hablar del perfil de egreso? ¿Podemos discutir el Calendario Académico pero no la Malla, el Perfil de Egreso, Examen de Licenciatura, uso de recursos, etc.? ¿Cuál es el objetivo de realizar un Foro sobre las elecciones municipales en el actual contexto de corrupción y deslegitimación de las instituciones políticas de la clase dominante?

El hecho de invitar Pymes a las actividades del CED finalmente demuestra el concepto de “comunidad” que le interesa a la derecha a la hora de la vinculación de nuestra carrera con nuestro pueblo.

“Vamos con CED”

La lista “Vamos con CED” intenta reivindicar y representar las demandas que ha ido construyendo la “izquierda” durante estos años desde una inédita conducción. En primera instancia valoramos los ejes de democratización y politización que explícitamente se desprenden del programa, pero sujeto a un gran cuestionamiento: ¿cuál es el fin?

En su presentación los compañeros no rompen con las conducciones anteriores, de las cuales si bien podemos rescatar algunas cosas, son en parte responsables del actual escenario donde pasamos a ser una facultad con efervescencia política y participación a una prácticamente despolitizada. Ello les lleva a señalar que los problemas de participación se arrastran desde el 2011, cuando en nuestra facultad dicho problema es más bien reciente y se arrastra desde el 2014 (no desconozcamos la elección de 2013, donde era común escuchar al estudiante hablar de programas “marxistas” o “anarquistas” para hacer frente a las listas de la burguesía representadas por la democracia cristiana y el gremialismo a los que venció por amplio margen, como tampoco el proceso de movilización que dio paso a la Propuesta Estudiantil de 2014, máximo ejemplo de propuesta de democracia presentada por estudiantes a las autoridades y que va en la línea de lo que defendemos los guevaristas: el cogobierno).

Se habla de construir comunidad al interior de nuestra facultad y forjar identidad como estudiantes de Derecho, pero todo bajo una línea de conciliación, donde no existe una propuesta que nos diga que es lo que desea este conglomerado de estudiantes que aspira a la representación estudiantil acerca de nuestra carrera, pasando a ser los medios –democratización y politización – un fin.

A su vez, al igual que respecto a la lista de la derecha, volvemos a señalar que las propuestas académicas –las promesas acerca de ciertas modificaciones– no tienen sentido si no se define una posición clara acerca de qué se quiere como facultad. Si no entendemos el carácter de nuestra carrera (herramienta del Estado para legitimar la explotación), y no nos comprometemos a informar respecto a ello, ¿cómo entonces seremos capaces de forjar esa identidad permeada bajo falsas concepciones (burguesas) y poner nuestros conocimientos al servicio del pueblo?

Finalmente, hacer énfasis en que cada secretaría es importante y si se señala que son acordes a los lineamientos generales del proyecto, cada actividad debe ir ligada con ello, para no caer en el populismo típico de estas instancias y que ya hemos observado en el programa de “Reinvéntate”. Valoramos enormemente la creación de la secretaría de género, esperamos que el feminismo sea consecuentemente abordado desde la perspectiva de la cosificación y no como una mera reivindicación o lucha aislada.

Nuestra postura como guevaristas

  1. Consecuentemente a lo que hemos señalado durante el período de campaña por medio de nuestra propaganda, seguiremos promoviendo la participación y la organización estudiantil, no solo por medio del discurso, sino también creando espacios permanentes de organización estudiantil e incentivando la participación de nuestros compañeros en las asambleas, instancias resolutivas y actividades que se encaminen a que seamos nosotros quienes empecemos a tomar el futuro en nuestras manos.
  2. Consideramos que un hipotético triunfo de la derecha sería un retroceso para nuestra facultad, es por ello que llamamos a nuestros compañeros a no votar por la lista “Reinvéntate”. A su vez, si bien valoramos ciertas aristas del proyecto de “Vamos con Ced”, señalamos con decisión que no estamos de acuerdo con que su proyecto se enmarque dentro de los parámetros de la conciliación. La despolitización no se combate con más despolitización, esperamos que los compañeros aspiren en una posible conducción a fines acordes al desarrollo que ha tenido nuestra carrera, objetivos que podrán encontrar en la Propuesta Estudiantil del año 2014, la cual seguimos considerando como el norte de todas las organizaciones que aspiran a la democratización de nuestra carrera y a la utilización de esta como herramienta al servicio de las luchas de nuestro pueblo.
  3. Esperamos que desde el Colectivo Crecer como de los compañeros consecuentemente de izquierda, se logre profundizar el proyecto y aspirar a lo señalado en el punto 2. Somos categóricos compañeros, a la hora de señalar que los revolucionarios no tenemos nada que esconder.