Sobre la jornada de movilización de este 11 de mayo

Ad portas de la segunda jornada nacional de protesta convocada por la CONFECH para el presente año, queda claro que a lo largo y ancho de Chile el descontento comienza a organizarse e irrumpe con fuerza en las calles, mientras que el gobierno solo responde de la forma en que puede hacerlo: por medio de la despiadada y repudiada represión que no obstante solo fortalece el ánimo de lucha de nuestro pueblo que ya hace años no se deja amedrentar por estas prácticas habituales de los gobiernos de turno.

Hoy el movimiento estudiantil sale a las calles en un contexto de lucha y solidaridad. Chiloé ha dado el ejemplo, y cansados de la injusticia e ineptitud por parte de las autoridades que solo sirven a los intereses de la clase dominante, se encuentra en pie de guerra luchando por conquistar lo que el Estado de Chile les pretende arrebatar, una vida digna. En el Wallmapu continua la heroica resistencia de la Nación Mapuche frente a la militarización y el constante hostigamiento al que son sometidos cotidianamente, a su vez, son cada vez más los trabajadores que despiertan de su letargo y alzan la voz en contra de nuevas leyes que solo profundizan el modelo laboral instaurado en Dictadura que favorece de forma desproporcional a los explotadores. Frente a estos, algunos ejemplos de cómo se lucha hoy en día, los estudiantes no podemos quedar indiferentes, además de que seguimos fortaleciendo nuestro movimiento, impulsamos con cada vez más fuerzas nuestras demandas y denunciamos las falsas políticas que ha desarrollado el gobierno.

La Nueva Mayoría como bloque en el poder, sigue intentando llevar a cabo su ofensiva para cooptar al movimiento social y así recuperar el piso de aprobación hoy bastante difícil de conseguir en el contexto de crisis de legitimidad que presenta nuestro sistema político – institucional corrupto, donde ha salido a la luz pública la mafia que se ha instalado en las altas esferas de poder con la complicidad de los agentes del Estado, siendo una de sus últimas expresiones el derroche de recursos en alcohol por parte de los valientes soldados. Pese a ello, el gobierno invierte sus esfuerzos en promocionar el limitado proceso constituyente que ha tenido escasa acogida, comunicacionalmente ha anunciado como una gran victoria lo que hoy denominamos falsa gratuidad, lo mismo ocurre con la reforma laboral y prácticamente todas las iniciativas que han llevado adelante pues como ellos mismos lo han manifestado, gobiernan con los grandes empresarios, buscan preservar las ganancias de los ricos, lo que hace bastante ilusorio pretender alcanzar la justicia social por esta vía. Paralelamente utiliza la represión a la que ha dotado de equipos de última tecnología (para eso sí hay “billetera fácil”) con el fin de apagar cada chispa de protesta, preservar así la estabilidad que tanto necesita este gobierno para continuar auspiciando la inversión extranjera y todo tipo de negocios corruptos donde el pueblo no ha sido consultado y siempre resulta perjudicado.

Respecto al movimiento estudiantil, como hemos dicho la falsa gratuidad no ha estado exenta de irregularidades, errores que han significado un gran daño a los sueños de estudiantes que en primera instancia habían sido beneficiados y posteriormente acusando negligencia de organismos locales no fueron seleccionados, jugando así con la estabilidad de las familias, añadiendo además que son miles y miles los estudiantes que no han accedido a esta “beca” cuya implementación gradual es una gran farsa condicionada porque las presentes autoridades continúen a la cabeza del aparato estatal media década más. Se refuerza en educación la política del Estado subsidiario, la desmunicipalización en la enseñanza secundaria tiene en incertidumbre a miles de docentes y estudiantes frente a propuestas para nada claras y el sistema mixto que se comienza a implementar preserva lo que el 2011 tanto repudiamos: el negocio en la educación.

Frente a este escenario, es que el miércoles 11 de mayo volvemos a responderle al gobierno en cuanto a sus propuestas: ¡No! ¡No! y ¡No! Y volvemos a exigir nuestras demandas históricas, las que conseguiremos por medio de la movilización radical y no conciliando como pretenden algunos sectores del movimiento estudiantil que aspiran a “incidir” en las reformas. Algunas de las demandas que volveremos a levantar desde la calle y todos nuestros espacios son: ¡Educación Gratuita Universal! ¡Financiamiento Basal a todas las Instituciones! ¡Democracia interna entendida como co-gobierno! ¡Fin al lucro en todo el sistema educativo!

Para concluir, señalamos que es un deber del movimiento estudiantil, solidarizar con las demás expresiones de lucha que se dan a lo largo de Chile. Debemos comprender que todas estas movilizaciones en el fondo son parte de una misma gran lucha en contra de este sistema capitalista que nos ha quitado todo, menos la rabia. Este 11 de mayo a desatar el descontento con decisión, creatividad y combatividad en las calles en todo Chile, desde la Juventud Guevarista decimos:

¡Porque la lucha no es en el Parlamento, a la calle a luchar por lo nuestro!

¡De las luchas estudiantiles a las filas de la Revolución!

logo faceboook

13139371_1207800335919081_8102285130907893692_n