SOBRE EL CAE Y EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL| Clarificaciones desde la vereda Revolucionaria

SOBRE EL CAE Y EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

CLARIFICACIONES DESDE LA VEREDA REVOLUCIONARIA

A inicios de semana, la ministra Del Piano declaró que el Gobierno estaba dispuesto a eliminar el Crédito con Aval del Estado CAE y reemplazarlo a su vez por un nuevo sistema sin la participación de la banca, enviando un proyecto de ley durante el segundo semestre con el objetivo de que este deje de operar a fines del próximo año. Dicha situación generó diversos efectos en las posiciones del Confech, creemos que es necesario expresar desde la Juventud Guevarista, una posición hacia los y las estudiantes de nuestro país, por tanto declaramos:

1. Nuestro primer llamado es a la falta de “criterio de realidad” por parte de las dirigencias del movimiento estudiantil, nos referimos con esto a que el hecho de que el retiro del CAE haya sido incorporado dentro del proyecto de ley no es fruto de la presión del movimiento estudiantil, ni tampoco es fruto de las marchas nacionales de la semana pasada el rechazo de la comisión de educación para legislar el proyecto más emblemático de la nueva mayoría. Queremos decir con esto, que tanto el rechazo de la comisión, como el ingreso del fin al CAE al proyecto de ley, es producto del gallito interno de la nueva mayoría y de la presión ejercida por el Partido Comunista, vía Camila Vallejo, quienes a través de sus cúpulas defendieron unas cuantas migajas para el movimiento estudiantil.

2. Consideramos que la aprobación de este proyecto no debe ser considerada en ningún momento como un logro para el movimiento estudiantil, esto puesto que la propuesta del gobierno no consagra ninguna de las reivindicaciones históricas por las cuales nos hemos movilizados desde el 2011; estamos simple y llanamente frente una cooptación y vaciamiento de contenido. De hecho, hasta ahora solo existe una promesa vaga en cuanto a la eliminación del CAE, nada nos hace pensar que esta promesa no podría ser más adelante otra nueva reforma maquillada que con el paso del tiempo vaya retrocediendo en contenido, tal como  lo fue la gratuidad que al transcurrir los meses fue reduciendo el número de estudiantes a los que abarcaba (inicialmente un 80%) y se transformó posteriormente en un nuevo sistema de becas, más que en la reivindicación de un derecho universal.  

3. Rechazamos profundamente al método de movilización pactada y la llamada “tesis de la incidencia”, o también consignada como “un pie en el parlamento y otro en la calle”, forma de movilización que ocupa el Frente Amplio y las Juventudes de Gobierno y que ha generado que el movimiento estudiantil se vea año tras año apaciguado, estancado y aminorado. Creemos que la dependencia de los hitos, las marchas desgastantes carentes de contenidos políticos, las negociaciones a cuatro paredes, las mejoras parciales y la supuesta incidencia (pues nunca ha existido incidencia como tal) no hacen nada más que meter al movimiento estudiantil en las garras de la burocracia capitalista, estancarla en los procesos largos y eternos de indicaciones y contraindicaciones en cámara de diputados y luego en el senado, o mucho peor, ir a mesas de negociación que históricamente no han servido para nada.

4. Nuestro llamado es a la movilización. Creemos que nuestra fuerza no reside en ningún parlamento sino en las calles, universidades, institutos y liceos. Que la única y exclusiva articulación no es con el gobierno, sino con el pueblo y los movimientos sociales, es en la construcción de un movimiento estudiantil fuerte, con participación real de las bases de estudiantes y con dirigencias representativas de las demandas de estas y no así del permanente oportunismo y las políticas populistas de las dirigencias estudiantiles del anteriormente llamado Bloque de Conducción y hoy Frente Amplio. Llamamos a que la movilización retome las banderas de lucha, que recojamos y no retrocedamos en nuestras demandas históricas, que exijamos la condonación de la deuda educacional, la educación gratuita universal, una educación no sexista, entre otros.

5. Instamos a los y las estudiantes a organizarse, a retomar la iniciativa desde las bases del movimiento estudiantil, a discutir lo que las pautas intentan pasar por alto, a evaluar crítica y auto-críticamente la situación de reflujo del movimiento estudiantil y así presionar para conquistar nuestras demandas. La movilización es nuestra mejor arma, es nuestra tarea ocuparla para vencer al modelo de educación capitalista. Debemos lograr transversalizar el movimiento estudiantil y convertirlo en una herramienta para las luchas del pueblo, de apoyo para los estudiantes más precarizados como lo son hoy los de la Universidad ARCIS y no así en una vitrina para conseguir cupos en el parlamento.

Finalmente, deseamos dar un mensaje de ánimo a quienes leerán estas líneas, sabemos y estamos conscientes de que nuestro sector es minoritario y por sobre todo débil, ya sea en cuanto a apuestas políticas y a implementación de estas. A pesar de esto, creemos que nuevas luchas se avecinan y que es nuestro deber empujar la organización de nuestro pueblo y nuestra clase. Debemos ser capaces de ver con carácter de urgencia la intervención y la consolidación de la alternativa revolucionaria; sin medias tintas, sin comodidades y sin ambigüedades avanzaremos en la lucha por la educación y por una vida más digna.

 

Juventud Guevarista de Chile

Abril de 2017