Ricardo Troncoso: ¡Presente!

Ricardo Aurelio Troncoso Muñoz fue militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR, profesor de Biología licenciado en lo que hoy conocemos como campus Lircay de la Universidad de Talca, además de haber cursado su enseñanza secundaria en el histórico y tradicional Liceo de Hombres, actualmente Liceo Abate Molina.

El 15 de agosto de 1974, junto a otros 5 compañeros son detenidos en una operación conjunta entre la DINA y Carabineros de Chile, posteriormente conducidos a los recordados sitios de torturas “Londres 38” y “Cuatro Álamos”, siendo visto por última vez un 30 de agosto, desconociéndose desde entonces su paradero.

Hoy tomamos su ejemplo de lucha y combate, en un escenario donde las condiciones económicas y sociales son distintas al Chile de los ’70, no obstante muchos de los problemas siguen siendo los mismos o se han profundizado, en un país dominado por los poderosos como siempre. Durante la dictadura no sólo se reprimió a nuestro pueblo, sino que también se sentaron las bases para un modelo económico que, hasta el día de hoy, da abundancia para la burguesía y explotación para los trabajadores y el pueblo en su conjunto.

La idea de realizar este homenaje al compañero no es meramente conmemorar a un “mártir” de tantos otros en nuestra lucha revolucionaria, sino que rescatar la huella que todos ellos han dejado con su ejemplo. Es una forma legítima y apropiada de confirmar nuestra propia identidad política y ratificar una vez más que proponemos construir la sociedad del futuro por la que tantos han dado sus vidas, haciendo una sola voluntad su memoria y nuestros esfuerzos de hoy y mañana.

Somos enfáticos en que la lucha no ha terminado, estamos seguros de que debemos ser muchos los jóvenes como Ricardo Troncoso que estén dispuestos a entregar su vida al porvenir revolucionario. Nuestras voces de jóvenes, estudiantes y trabajadores tan rebeldes como las de entonces, de hombres y mujeres que exigen sus derechos al igual que ayer, se levantan con fuerza de norte a sur de nuestra patria y de nuestra América. Aunque algunos anunciaron el fin de la historia, somos izquierda revolucionaria en pleno siglo XXI, por la senda y con el ejemplo del MIR fundado coincidentemente hace 50 años en esta fecha, decimos con claridad desde la ciudad del piduco que no claudicaremos en la conquista del mañana socialista que nos pertenece.

Con el ejemplo de nuestras compañeras y compañeros caídos en la resistencia popular, ¡mil veces venceremos!

¡Nuestro homenaje es seguir por la senda de Ricardo Troncoso!

Juventud Guevarista de Chile – Talca