Preocupación y propuesta frente al desarrollo del Cónclave

Nota previa: adjuntamos la presente carta enviada al pleno de federación de la Universidad de Chile por parte de cuatro concejeros FECH en relación al desarrollo del Cónclave, desde ya, compartimos plenamente los contenidos expuestos en la presente. 

Como miembros del pleno – a continuación firmantes- creemos fundamental tener una postura  respaldada, que aúne la mayor cantidad de voluntades de nuestros compañeros en cuanto a la reforma educacional del gobierno; y en ello es clave realizar la discusión en respeto a los tiempos de la mayoría. En ese sentido, el escenario actual de la U.Chile impide que lo emanado del cónclave sea un reflejo genuino de la voluntad del grueso de las bases estudiantiles, frente a una reforma que ha sido clara en que no conceder nuestras históricas demandas.

No podrá el cónclave ejecutar honestamente las tareas como parte del movimiento, cuando el grueso de los compañeros no pueden discutir debido al embate de la carga académica –post movilización del primer semestre- que hasta hoy sigue, o bien porque ya han entrado en receso por vacaciones. En todo Antumapu no fueron más de 20 asistentes, en Juan Gómez Millas alrededor de 60 y en Andrés Bello alrededor de 100-120. En razón a las cifras, es que los documentos de síntesis que emanen del lunes 24 de Agosto, deben ser visados y discutidos por los compañeros, dándonos una arremetida por garantizar mayor participación, en orden a reflejar la voluntad del conjunto; no puede enarbolarse a la prensa o gobierno un documento en el que no medie tal proceso democrático: la síntesis del cónclave del Lunes no debe entregarse inmediatamente al Mineduc; pues no hubo discusión amplia, lo que no se condice con la representación y democracia  que debemos a nuestro estamento, y nos aleja de levantar una verdadera posición afinada frente a la reforma.

En ese sentido, sin desconocer el proceso, es que nuestra propuesta es que luego del cónclave del lunes, la síntesis que surja sea socializada en asambleas triestamentales con medidas que respondan a las tareas del movimiento: la suspensión de clases para su realización, prohibir amedrentación laboral a trabajadores que asistan;con un plazo de 3-4 semanas para asegurar representación de  aquellos que vuelven a clases la segunda semana de septiembre. Todo, para finalizar con un referéndum universal que apruebe las enmiendas de las respectivas asambleas.

¡¡¡Llamamos a reivindicar la representatividad de la voz del conjunto de los compañeros y de la comunidad universitaria, a respetar sus tiempos para tener posiciones fuertes y poder reconquistar la ofensiva del movimiento;  y no a privilegiar- a la defensiva- los tiempos del gobierno!!!

Ignacio Libretti, Concejero FECh por la Facultad de Artes

Franco Osorio, Concejero FECh por FacultadCiencias Agronómicas

Javiera Barrientos, Concejera FECh por Facultad de Ciencias Forestales

Camila Ruz, Concejera FECh por Ciencias Químicas y Farmacéuticas.