POSTURA DE LA JUVENTUD GUEVARISTA FRENTE A LAS ELECCIONES FEDEP 2016

A la juventud en lucha y a los estudiantes populares:

Mediante este comunicado, como Juventud Guevarista UDP, planteamos nuestra visión del proceso eleccionario a la Federación de Estudiantes (FEDEP) para el período 2016 al cual se presentan éste año dos listas: Siembra y Crear.

La lista SIEMBRA se compone por militantes de las Juventudes del gobierno de la Nueva Mayoría e independientes. Pues bien, el rol que ha cumplido el Partido Socialista desde los años 90 como monigote de la burguesía para administrar y perfeccionar el modelo de explotación impuesto por las clases dominantes resulta bastante conocido como para entrar a profundizar en ese punto. Los estudiantes conocen el rol jugado por este partido en la persecución y asesinato de compañeros, privatización de servicios públicos y sometimiento a la burguesía nacional y extranjera.Por otra parte las Juventudes Comunistas en su discurso pretenden desmarcarse del rol que ejercen dentro del gobierno, mostrándose como críticos y transformadores. Esto a pesar de que en todo lugar donde han ejercido una dirigencia social han privilegiado los intereses de la Nueva Mayoría por sobre los del pueblo movilizado. Así fue este año durante el paro de profesores que tuvo como principal freno al presidente del Magisterio Jaime Gajardo (PC), así fue cuando el diputado Teillier (PC) le dio la espalda a los funcionarios movilizados del Registro Civil acusándolos de intransigencia, así fue cuando Bárbara Figueroa (PC) transformó inéditamente el acto oficial de la CUT por el 1° de mayo en un evento oficialista con intervenciones incluso de la ministra del Trabajo, con el objetivo de aprobar una reforma laboral patronal rechazada por los mismos trabajadores ¿Se necesita acaso nuevos ejemplos para comprender que las JJ.CC pretenden conquistar un CONFECH para Bachelet? La socialdemocracia aunque se disfrace con colores llamativos, no puede ocultar su práctica concreta.

Por otra parte, la lista CREAR vendría a ser una suerte de continuidad de la FEDEP 2015, integrada por dos tercios del llamado “bloque de conducción”, en este caso por la Izquierda Autónoma y la UNE más independientes. Por esta razón hay que recordar el rol que cumplieron durante las amplias movilizaciones que se generaron este año en la UDP y que tuvieron su climax con la toma de todas las facultades de la Universidad. En aquel contexto, en vez de hacerse parte y potenciar la movilización estudiantil con el fin de elevar las demandas a un plano nacional, lo que hicieron fue “conducir” a los estudiantes directo hacia la desmovilización, apostando a la realización de un claustro resolutivo triestamental que nunca sucedió. Misma política estéril que llevaron adelante a nivel nacional cuando, mediante su mayoría en el CONFECH, “condujeron” al movimiento estudiantil a las mesas pre-legislativas del gobierno. Hito que sepultó la movilización estudiantil para todo lo que quedó del año. Consideramos que esto es consecuencia de una política oportunista que comprende los cargos institucionales como un fin, no como un medio para luchar y conquistar las reivindicaciones del pueblo trabajador.

También quisiéramos hacer una mención aparte para el lamentable espectáculo protagonizado por el FEL y la lista Transformar, primero irresponsablemente no presentando los papeles requeridos para inscribir su lista y segundo desinformando maliciosamente al estudiantado, acusando a TRICEL de haberlos “impugnado”. Aclaremos: la impugnación es la máxima sanción que se puede asignar a una lista en un proceso electoral. En este caso, la lista Transformar nunca integró el proceso electoral puesto que no cumplieron con los requisitos para formar parte del mismo. Requisitos comunes para todas las listas y que se conocían de antemano. Una lista que pretende ser la representante de los estudiantes de la Universidad debiese mostrar un mínimo de diligencia y seriedad a la hora de realizar algo tan simple como presentar su postulación. Esto aún cuando el FEL crea que para ellos debiese existir un estatuto especial.

Finalmente, a modo de autocrítica, y ante las consultas de nuestras compañeras y compañeros, señalamos que este año no levantamos una lista candidata a la Federación producto de que no articulamos de manera suficiente la Fuerza Social Revolucionaria demostrada por el estudiantado durante las movilizaciones y que permitiría una apuesta real y revolucionaria para conducir el espacio federativo. En este sentido, volcaremos nuestro trabajo a la construcción desde las bases potenciando la movilización radical de masas y articulando las fuerzas para poder levantar juntos un proyecto que combine las diversas formas y experiencias de lucha que manifiestan los estudiantes movilizados. Es por esto que hacemos un llamado a todos los estudiantes comprometidos con una verdadera transformación de la educación y de la sociedad a articular un trabajo común; nos dirigimos a los y las estudiantes de Historia y Cs. Sociales que impulsaron durante el primer semestre un proceso movilizador nunca antes visto en la UDP, a los y las estudiantes de todas las otras facultades que estaban convencidos que bajar las tomas sin haber conseguido ningún objetivo propuesto por los propos estudiantes sería condenar a nuestras fuerzas al fracaso; para que juntos levantemos un proyecto que haga frente a la rectoría y a los decanatos intransigentes y poco democráticos, y a la política vacilante y oportunista del reformismo y la socialdemocracia. Un proyecto que luche por los 5 ejes intransables del movimiento estudiantil: 1) educación gratuita y universal en todos los niveles; 2) democratización y co-gobierno; 3) libre acceso a la educación en todos sus niveles; 4) fin a los regímenes de sub-contratación y tercerización laboral, con el paso inmediato a planta de todos los trabajadores; 5) reembolso y condonación de las deudas contraídas por motivos de educación.

Sabemos que nuestros objetivos no se conquistarán con mesas de trabajo sino en la medida que podamos rearticular al movimiento estudiantil con un contenido político claro, el cual retome la iniciativa y abandone la política de conciliaciones hacia el gobierno que nunca ha llevado a nada más que a derrotas.

Por todo lo anterior, y debido a que en estas elecciones no existe una alternativa de izquierda revolucionaria, nuestro llamado es a construirla desde las fuerzas propias en conjunto con todos los sectores revolucionarios y estudiantes radicales.

En estas elecciones:

¡Votamos luchar!

¡Basta de moderación, a radicalizar la lucha por la educación!

LOGO PNG CHICO