¡NO MÁS SUMARIADOS POR LUCHAR!

Entre los días 23 y 25 de enero, la Federación de Estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado (FEUAH), recibe la información de que 8 estudiantes se encontraban inmersos en un proceso sumario debido a la interrupción de otro juicio sumario en contra del estudiante Felipe Sánchez.

¡Vaya! ¡Qué paradoja! Los jesuitas – también conocidos como “la guardia negra del Papa” o “monjes de la Compañía de Jesús”– ejerciendo su poder inquisidor contra estudiantes que son perseguidos, tal y como fue perseguido, el propio Jesús. La verdad, es que no sorprende esta estrategia de la institución eclesiástica, son muy astutos en aprovechar las vacaciones para iniciar su ofensiva, de esta manera, buscan evitar la movilización como medida de presión de los estudiantes.

La Universidad Alberto Hurtado es solo una de las instituciones que se ha forjado al calor del capitalismo salvaje y del poder político configurado por la dictadura militar, ahora, en el marco de una mediocre reforma educativa, se presentan como bastión táctico en la ofensiva contra los estudiantes, en específico, contra el ala más radical del movimiento estudiantil. Es decir, la “alta jerarquía” de la UAH se presta a luchar contra aquellos que quieren barrer completamente con el legado de la dictadura –y que ellos, con su política, ayudan a sostener-.

La amplias facultades de represión que poseen las universidades actualmente, nos dan cuenta de que la reforma de Bachelet es una migaja, no solo por una cuestión financiera –no cubre el 100% de la gratuidad-, sino porque no da respuesta al problema de la democratización al interior de las universidades. En este sentido, los estudiantes debemos ser capaces de retomar nuestras banderas históricas: educación gratuita universal, democratización y co-gobierno universitario, fin de regímenes de precarización laboral y condonación de deudas contraídas por razones educativas. Cualquier otra cosa, para nosotros, no es más que una mediocre migaja.

La situación política y la criminalización en la UAH nos advierte el escenario que enfrentaremos los estudiantes. Por una parte, la reforma busca dividir fuerzas, por medio de la “cooptación”  – sobre el sector más moderado – , y por otro, reprimir al sector más radical del movimiento estudiantil (es importante recalcar que estos sumarios se están dando también en otras universidades, por ejemplo, en la Universidad Técnica Federico Santa María).

Frente a esta situación, en lo inmediato, debemos estar atentos y solidarizar con los compañeros sumariados en la UAH y en otras universidades, pero por otra parte, debemos ser capaces de responder al gobierno en el corto y mediano plazo: 1) articulando una sólida y contundente fuerza estudiantil que no cese en la lucha por la educación – por ejemplo, a través del Congreso por la Educación de los Pueblos –; 2) preparando las condiciones para la ofensiva estudiantil y la conquista de las reivindicaciones históricas.

¡¡No más sumariados por luchar!!

¡¡No aceptemos las migajas del gobierno!!

¡¡Combatiendo avanzamos!!

Juventud Guevarista de Chile, enero del 2015