Frente a la exclusión de 3 universidades estatales de la “gratuidad”

12274264_1505068103155120_3387496969369989374_n

Juventud Guevarista de Chile

18 de Diciembre de 2015

Luego de que el Tribunal Constitucional (TC) rechazara el proyecto de la gratuidad para el 50% de los estudiantes de algunas Universidades e Institutos profesionales, -declarándolo como inconstitucional- la Nueva mayoría decidió impulsar una ley corta, que cubre con becas dicho porcentaje y excluye a 3 universidades estatales de esta medida, integrando a otras de carácter privado.

La gratuidad no solo ha sido hasta ahora -por múltiples razones- la reivindicación más importante del movimiento estudiantil chileno, sino que también la más esquiva. Esto, a pesar de la manipulación interminable que ha hecho de ella el gobierno de la Nueva Mayoría (NM), ocupándola como una base propulsora para llegar al poder ejecutivo. De esta manera, el movimiento estudiantil ha sido postergado respecto a esta exigencia después de llevar a cabo luchas históricas, dentro de lo que se cuenta un año entero de movilización impulsado por la consigna de la gratuidad; estudiantes que han perdido años enteros de su educación, que han perdido tiempo con sus familias, que han sufrido detenciones arbitrarias, golpes, amenazas, etc. Ante este proceso, la NM se ha dado el lujo –en menos de dos años- de:

  1. Usar la consigna de la gratuidad para cooptar a un sector importante de la sociedad y llegar al poder ejecutivo.
  2. Prometer el 100% de la gratuidad en la educación.
  3. Aclarar que la gratuidad ya no será posible dentro de este gobierno.
  4. Prometer el 60% de la gratuidad para el año 2016.
  5. Rebajar el porcentaje del beneficio al 50% para el año 2016.
  6. Excluir a 3 Universidades estatales del 50% de gratuidad -después del fallo del Tribunal constitucional- por no cumplir con requisito de acreditación.

Este último hecho demuestra, por una parte, la actitud de ansiedad de los sectores más conservadores del régimen político que no están dispuestos a ceder ni un solo centímetro de su agonizante hegemonía; y de la subyugación de la NM a ellos. Por otra parte, demuestra una vez más, la imposibilidad de llevar adelante aunque sea la reivindicación más tímida mediante los canales de la institucionalidad burguesa, que bien sabemos y hemos dicho interminablemente: se mantiene al servicio de los intereses de los ricos.

Consideramos que esta situación es una burla indignante para todo el movimiento estudiantil y sobre todo para los miles de estudiantes que deben hacer sus postulaciones a la educación superior en menos de dos semanas más.

¿Qué sucede con la táctica del reformismo de “jalar hacia la izquierda” a la nueva mayoría y la reforma educacional? Decimos tajantemente que esta orientación amparada en el derrotismo y en la desconfianza al movimiento de masas, ha sido una de las responsables de los continuos reflujos del movimiento estudiantil, actuando como un freno una y otra vez para los estudiantes más radicalizados y organizados. Este actuar pasivo debe terminarse aquí y ahora. No podemos seguir participando en cada mesa que el gobierno levanta para darse un respiro de las movilizaciones estudiantiles. La intromisión del TC y la nueva decisión de la NM son las  muestras más explícitas de que tanto las mesas de participación ciudadana, la mesa social, las mesas directas y las mesas prelegislativas jamás fueron un “espacio abierto al diálogo” ni una oportunidad de “incidir” en la reforma, como lo han planteado las organizaciones reformistas, confiando inocentemente en el aparato de dominación burgués.

Rechazamos la falsa dicotomía que intenta hacernos creer el gobierno y la prensa burguesa respecto a sí se deben dejar afuera instituciones estatales para integrar privadas o si no se debe hacer esto, lo cual se expresa finalmente en que el gobierno se muestra “atado de manos” frente a la decisión del TC y manifiesta una riña virtual entre los “progresistas” y los “conservadores”, pero fue este mismo gobierno mediante el senado quien eligió a los 2 nuevos integrantes UDI del TC. En consecuencia, no nos dejamos engañar por la NM que ha trabajado siempre en beneficio de la burguesía.

A los estudiantes no nos corresponde apoyar al gobierno, rechazar la decisión del TC o decidir si van a ser universidades estatales o privadas las que se excluyan de un “beneficio”, porque en ambas existen estudiantes que no pueden costear su educación. A nosotros nos corresponde mantener en pie la demanda histórica por la gratuidad al 100% y completamente estatal, sin ambigüedades.

Es por esto que volvemos a reafirmar el camino en que los estudiantes revolucionarios hemos insistido desde siempre: organización y lucha, pero con independencia de nuestra clase trabajadora, sin gastar energías con la institucionalidad burguesa, sin darle la espalda a nuestros compañeros y por sobre todo, confiando en el tremendo potencial de movilización que tiene el movimiento estudiantil chileno. Reconociéndonos en una movilización que no se transa por migajas, ni por meros diálogos con representantes lacayos de la burguesía. A la vez, en lo inmediato y durante el año que viene, tenemos que ser capaces de superar la movilización local para pasar a organizarnos y movilizarnos nuevamente como un solo puño a nivel nacional, como siempre debiese haber sido.

Hacemos el llamado a solidarizar con los estudiantes de las universidades excluidas y a seguir movilizándonos incansablemente a nivel nacional, sin concesiones y exigiendo al Estado el 100% de la gratuidad de carácter estatal y el conjunto de la demanda histórica del movimiento estudiantil. Instamos a los integrantes del CONFECH y en especial a su sector reformista a defender los intereses de los estudiantes sin vacilaciones, pues para eso están en sus cargos. Instamos también a las organizaciones reformistas a que dejen de una vez por todas la tibieza que los caracteriza y asuman una posición clara: o están de la mano de la burguesía o están en la trinchera de los estudiantes movilizados. Por último hacemos el llamado a hacer del próximo martes 22 de Diciembre una jornada de protesta nacional por la gratuidad.

Frente a la exclusión de nuestros compañeros ¡solidaridad y movilización!

Ante el gobierno y los parásitos de la burguesía ¡Organización y movilización nacional!