En la lucha portuaria, sólo vence el trabajador organizado.

Junio del 2013

La huelga del Sindicato Número dos de Trabajadores Contratados y Eventuales Unidos,  ya lleva casi 6 meses de lucha y organización. Esto, en parte por demandas reivindicativas y otras abiertamente políticas, que atienden al desarrollo clasista del movimiento obrero durante los últimos años en nuestro país.

Tal intensificación y profundización de la demanda portuaria, responde al desarrollo organizativo de los socios del sindicato, quienes han llegado hasta las últimas consecuencias en contra del gigante económico que tiene el monopolio de los puertos en nuestro país. Los trabajadores portuarios, en el transcurso mismo de la lucha, han comprendido en carne propia el antagonismo existente en contra del poder dominante,  que es ejercido por los ricos y poderosos de nuestro país.

La lucha ha sido ardua desde un comienzo. La represión no se hizo esperar y golpeó con fuerza a nuestros trabajadores en lucha. Sin embargo, al calor de la huelga y la organización, los portuarios fueron profundizando sus demandas, pasando de lo que era una demanda económica a lo que es directamente una demanda política: libertad sindical.

El paso del tiempo también le ha entregado mayor experiencia a este movimiento de avanzada de la clase obrera, avalando toda forma de lucha, y dotándolo de tácticas para alimentar este prolongado movimiento de trabajadores movilizados. Estas van desde marchas en conjunto con los estudiantes, tomas de edificios públicos, funas, hasta huelgas de hambre. Sin embargo, y a pesar de las diversas tácticas empleadas, el movimiento no ha logrado obtener algún triunfo concreto en contra de los Von Appen.

Si bien, las movilizaciones han sido exitosas, ninguna de ellas ha podido encontrar un resultado positivo para los trabajadores, ya que Ultraport no ha estado dispuesto a ceder en su intransigencia, ya sea incumpliendo compromisos con los mismos, o simplemente, no acatando la ejecución de las sentencias por Prácticas Antisindicales que los mismos han ganado.

Es el caso de dos situaciones puntuales que queremos denunciar:

  1. El Acuerdo de Finalización de la Huelga de Hambre de 3 compañeros Portuarios, en la que el Intendente se comprometió a reintegrar a la empresa ULTRAPORT a 20 trabajadores.  Ya pasada una semana, esta demanda sigue en status quo y sin respuesta alguna por parte de los responsables.
  2. La Sentencia por prácticas antisindicales que fue presentada por los representantes legales del Sindicato, y que establece, en términos simples, el reintegro de los Dirigentes Sindicales a la empresa. La sentencia señala “que la demandada dedujo apelación en contra de la resolución de 26 de febrero último, por estimar que el tribunal accedió a decretar la separación provisional del trabajador Enrique Solar Lagos en términos amplios, invocando sólo el “mérito de los antecedentes”, pero sin indicar a cuáles se refiere, la gravedad que tienen y cuál es la necesidad de separar al trabajador.

Luego indicó que los hechos en que se fundó la solicitud de desafuero son falsos.  Esto, a tal punto,   que en una causa paralela, la OS-4-2014 iniciada por la Inspección Provincial del Trabajo por práctica antisindical de Ultraport, se dictó sentencia acogiendo la denuncia, ordenando que éste otorgue el trabajo convenido a los dirigentes Richard Orellana Farías y a su defendido Enrique Solar Lazo. El Tribunal, al proveer la denuncia y con arreglo al artículo 492 del Código del Trabajo, dispuso dicha reincorporación, en el carácter de medida cautelar el 7 de febrero de 2014, 19 días antes de la separación que es objeto del recurso. Ultraport, hasta la fecha no ha concretizado esta reincorporación, quedando los trabajadores “a la espera” de la ejecución de la sentencia.

Tales hechos son gravísimos, y demuestran la impunidad de la clase dominante frente a los derechos vulnerados de la clase trabajadora. Los Portuarios ya han ganado más de 4 juicios por prácticas antisindicales, en el que la empresa sólo debe pagar una multa, que fluctúa entre dos millones y medio de pesos a siete. Actualmente existen más de doscientos trabajadores sin trabajo e imposibilitados de trabajar, por las listas negras y el rechazo del mismo sector industrial de Mejillones de dar trabajo a los “manifestantes del Paro Portuario”

Sin embargo, frente a estas injusticias, frente al poder de los ricos, de los explotadores dueños de este país,  frente al abuso y al descaro, seguiremos en lucha, no cederemos terreno frente a la injusticia, no nos rendiremos.

HOY LES DECIMOS A ULTRAPORT:

¡! SEGUIMOS EN PIE DE LUCHA ¡!

¡! PORQUE LA LUCHA SOLO LA GANA EL TRABAJADOR ORGANIZADO ¡!

¡! VIVAN LOS  TRABAJADORES PORTUARIOS ¡!

 logo02

Comisión Nacional de Trabajadores

Juventud Guevarista – Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *