Declaración desde Juventud Guevarista en este 1°de mayo

“Cuando la burguesía liberal concede reformas con una mano, siempre las retira con la otra, las reduce a la nada o las utiliza para subyugar a los obreros, para dividirlos en grupos, para eternizar la esclavitud asalariada de lo strabajadores. Por eso el reformismo, incluso cuando es totalmente sincero, se transforma de hecho en un instrumento de la burguesía para corromper a los obreros y reducirlos a la impotencia”. Lenin

Juventud Guevarista Chile entrega un saludo fraternal y revolucionario a todos los trabajadores de Chile, en especial a quienes dan su vida luchando por un presente y un futuro mejor.

127 años se han cumplido hoy desde que cayeron los compañeros anarquistas de Chicago en una serie de protestas, huelgas y manifestaciones contra las condiciones in-humanas en las que se encontraba el proletariado a escala global tras el proceso de industrialización de los medios de producción de las burguesías.

Más de un siglo de lucha obrera, de derrotas, de duros enfrentamientos, de duras pérdidas tanto políticas como humanas y de errores también. Pero más de un siglo con victorias y una acumulación importante de experiencias que hoy en día nos hacen seguir creyendo que junto a los trabajadores y el pueblo es posible construir poder obrero y revolucionario, que hoy es posible construir el anhelado socialismo.

Es nuestra clase la que trabaja con sus medios de producción, es nuestra clase la que día a día suda gota a gota el duro, extenso y arduo trabajo que le corresponde, no de la nada, sino porque detrás de ese trabajo, existe un largo proceso en el que se ha ido formando su realidad, un proceso por el cual él, nosotros, nuestro pueblo, tiene que vender su fuerza de trabajo para poder darle de comer a su familia, para poder darle estudio a sus hijos, para poder vivir,  tiene que venderse y dejarse explotar y explotar por una clase que nos domina económicamente, políticamente, ideológicamente y militarmente, una clase que si es necesario nos asesina, una clase que hará todo lo necesario para seguir con esta especie de cadena que a simple y deformada vista pareciera nunca acabar,pero que sabemos y la historia se ha encargado de demostrar, puede llegar a su final, y esperamos poder conducir ese final hacia las condiciones que le den a nuestro pueblo trabajador, una mejor vida en lo económico, en lo social, en lo político y en lo humano, que le dé paz y tranquilidad.

Sabemos que la fuerza principal, el motor revolucionario, el gran actor en los cambios necesarios para construir el socialismo, son las y los trabajadores de nuestra patria; sabemos también que hoy en día dentro de nuestra clase, tanto trabajadores como en el campo popular existe una clara dispersión ideológica, una atomización, y una profunda inserción del reformismo, la cual cada vez que puede capitaliza los pequeños saltos de conciencia de la clase, dinámica que hemos podido ver con claridad en el movimiento estudiantil de los últimos años. A su vez  también son notorias las condiciones de nuestra clase, existe hoy pauperización y tercerización laboral, sub-contratación, el“eterno plusvalor” y los dilemas que día a día tiene que enfrentar nuestra clase, tanto materiales como humanos.

Todo esto nos hace pensar que hoy más que nunca es necesario ir de a poco construyendo nuevamente esa conciencia de clase que nos arrebató el bloque político en el poder al servicio de la clase patronal, de la clase burguesa tanto nacional como extranjera, esa conciencia que tanto supo de crecimiento, pero que también hasabido de descenso, que ha sabido de derrotas y de mentiras. Hoy más que nunca estamos en contra de esas ilusiones reformistas y social-demócratas, contra esos políticos que mienten y ocupan a la clase y al pueblo para sus campañas parlamentarias; hoy más que nunca estamos contra las condiciones históricas de explotación en las que ha vivido y resistido nuestro pueblo.

Y hoy con la fuerza de los caídos de ayer, que nos acompañan siempre en cada lucha que emprende nuestro pueblo, nuestra clase, con la fuerza de los explotados y explotadas, con la fuerza de quienes dieron su vida por construir una alternativa a las miserias y migajas a las que nos han acostumbrado nuestros enemigos de clase, es que decimos desde Juventud Guevarista, desde la juventud popular y revolucionaria, en este el día de nuestra clase trabajadora que como dijo el Che “si el presente es de lucha, el futuro es nuestro” y también como dijo Miguel Enriquez “Adelante con todas las fuerzas de la historia”.

“El elemento “espontaneidad” no es suficiente para la lucha revolucionaria, pues
nunca lleva a la clase obrera más allá de los límites de la democracia burguesa existente. Es necesario el elemento conciencia, el elemento “ideológico”…”.

 Gramsci

 

A construir conciencia de clase

A construir sindicatos clasistas y combativos

A construir el poder obrero y revolucionario

Luchar, Crear, Poder Popular

Juventud Guevarista Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *