DECLARACIÓN DE LA JUVENTUD GUEVARISTA DE CHILE PARA LA PRIMERA MARCHA ESTUDIANTIL DEL 2015

La Juventud Guevarista de Chile, de cara a la coyuntura política que cursa la lucha de clases en el país, y en vísperas de la primera gran jornada de protesta popular del año este jueves 16 de abril, señala:

  1. Que el bloque en el poder hoy día está buscando sellar un gran acuerdo de toda la clase dominante, con el objeto de dar por superados los escándalos de corrupción. Dicho movimiento de los dueños del poder y la riqueza, que no podría sino tender al esfuerzo por consagrar la unidad del sector dominante, demanda la más completa atención y desconfianza por parte de los sectores movilizados del pueblo.
  2. El vehículo primordial de este pacto al interior del bloque dominante vendría a ser el paquete de reformas programadas para este año y los siguientes, la agenda política del gobierno de la burguesía relacionada con Educación, Trabajo, Derechos Civiles, etc, así como alguna medida institucional ligada específicamente con el tema del financiamiento de la actividad política y el sistema de partidos.
  3. No obstante, la fracción en el poder no será capaz de revertir su propia crisis de hegemonía, puesto que las reivindicaciones por las que ha luchado el movimiento de masas los últimos años no son asimilables de conjunto por el régimen político, ni siquiera en relación a la “limpieza” de la institucionalidad. Esta situación ya se ha demostrado ampliamente a propósito del proyecto de Reforma Laboral, favorable a los negocios de la burguesía rentista, y también de la Reforma Educacional en curso, moderada y conservadora sobre los intereses del mercado y el capital.
  4. En medio de esta dinámica de agudización de la conflictividad de clases, los sectores más pujantes y dinámicos del movimiento de masas profundizan la lucha y se plantean de manera radical contra la burguesía y la patronal. El sector más notable y emblemático actualmente viene a ser los trabajadores de la pesca artesanal, quienes enseñan una guía de combate al resto del movimiento obrero.
  5. La tarea de los trabajadores y el pueblo, en este sentido, no es incorporarse a la refundación del sistema político burgués, sino luchar intransigentemente por sus propias demandas sentidas. Que las propuestas transformadoras de los explotados y oprimidos comprendan la totalidad de las demandas de clase, de modo que al impulsarlas y llevarlas a su consecuencia, inevitablemente, se va a confrontar la alternativa política de los trabajadores con la de los explotadores.
  6. Por la senda de la movilización radical, la clase obrera y el pueblo trabajador deben desarrollar y organizar la fuerza propia. Producto de cada uno de los enfrentamientos parciales con el enemigo de clase, que el saldo sea el robustecimiento de los instrumentos propios de organización de la clase trabajadora, y no la cooptación por los instrumentos de dominación de la burguesía, el Estado y el régimen político burgués. ¡Que se levanten las organizaciones clasistas de estudiantes y trabajadores, articulemos el Congreso por la Educación para los Pueblos!
  7. Por último, la izquierda revolucionaria debe constituirse como referencialidad política para las masas trabajadoras, como propuesta viable de desarrollo de la fuerza revolucionaria de la clase obrera y el pueblo. El proyecto revolucionario se construye hoy, desde la trinchera del movimiento por la educación, desde la trinchera del movimiento obrero y popular.

 

¡A desarrollar la fuerza revolucionaria de los trabajadores y el pueblo!

¡A organizar la fuerza independiente de la clase!

¡A luchar por las demandas históricas de estudiantes y trabajadores!

Jueves 16 de abril, ¡JORNADA DE PROTESTA POPULAR EN TODO CHILE!

 

Juventud Guevarista de Chile

Dirección Nacional, abril de 2015

Logo adaptado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *