la Coyuntura estudiantil y la Criminalización de los poderosos

 

El año de la “ofensiva estudiantil”

 

Este año el movimiento estudiantil dio un impulso lleno de valentía y audacia para volver a retomar fuerzas en la lucha por una educación gratuita y al servicio del pueblo. Miles de estudiantes hemos asumido con claridad que la Reforma de educación del gobierno y los poderosos no responde en lo absoluto a nuestras demandas por las cuales nos hemos movilizado durante estos años.

Pero a estas alturas del año debemos cuestionarnos, con espíritu autocrítico y proyectando nuestras luchas del presente ¿En que estamos fallando como movimiento estudiantil que no logramos avanzar hacia nuestras conquistas? Y es que mas allá de las consignas y acciones que podamos realizar la realidad nos muestra entre otras cosas: tenemos un gobierno y parlamento que trabaja laboriosamente por la minoría de este país, los empresarios, en este caso empresarios de la educación. Además nos muestra, la realidad, que para pensar en una ofensiva real no basta con formas de lucha determinadas, son fundamentales la plataforma de lucha que se impulsa, las alianzas anticapitalistas que se dan en el movimiento estudiantil y algo que conoce bien nuestro pueblo trabajador: predicar con el ejemplo, es decir practica revolucionaria.

 

Dos caminos opuestos

 

Como señalamos, es fundamental el cómo los sectores organizados, los espacios de organización y representación estudiantil, llevan adelante las demandas que con pulso en cada Liceo, en cada Universidad e Instituto movilizado crean nuestras y nuestros compañeros. En este sentido, este 2016 es un fiel reflejo de las posiciones que se han venido disputando al interior del movimiento estudiantil (mas allá de matices que puedan existir): por una parte quienes plantean la moderación de nuestras demandas para lograr incidir en la actual Reforma y por el otro lado estamos quienes apostamos por tomar una ofensiva, una radicalización efectiva de la lucha, que rompa con la actual reforma, que se niegue a los diálogos estériles, negociaciones que solo forjan la salud política de los poderosos y mas se aleja de poder desde lo estudiantil afianzarnos con otros sectores en lucha: como el movimiento No + AFP, como el movimiento mapuche.

Sorprendentemente, el pasado 10 de Junio los dirigentes que ayer nos llamaban a la ofensiva se sentaron a dialogar sin preguntar a nadie las propuestas del gobierno. A nadie extraña que la Izquierda o Movimiento autonomista, que las juventudes de gobierno (incluyendo a RD) se sienten a escuchar que es lo que propone el MINEDUC, para luego señalar lo insatisfecho que estamos y poder el próximo año seguir movilizándonos para repetir la rutina que no afecta en lo mas mínimo a los poderosos, que a diferencia nuestra, si han logrado rescatar aprendizajes de como instrumentalizar a los mezquinos dirigentes que muchas veces se arrogan nuestra representación, y así dilatar luchas mas intensas.

A todo este descalabro es importante señalar que la izquierda revolucionaria ha estado lejos de asumir estos desafíos de forma consecuente y planificada, evidenciando así la profunda dispersión y sectarismos que nos dejan actuando aislados la mayoría del tiempo y a la cola de los tiempos del gobierno y los reformistas de turno.

 

Criminalización y apuestas de lucha

 

Y como no podía ser de otra forma, en un contexto donde sectores estudiantiles piden el dialogo y el gradualismo, donde el gobierno a toda costa quiere zanjar sus apuestas de la reforma en educación, (la ultima propuesta del Partido Comunista y Humanista viene a reafirmar los objetivos del gobierno que solamente buscan fiscalizar y así forjar con mas fuerza la educación de mercado, privada), una política que siempre acompaña los falsos intentos de reformas es la de criminalizar a quienes consecuentemente siguen levantando las banderas de la lucha histórica del movimiento estudiantil.

Es el ejemplo que nos dan los estudiantes movilizados de la Universidad Alberto Hurtado, los cuales durante la semana han tenido que sufrir una criminalización pactada y organizada por parte primera de la mafia de la DC que conduce el proyecto universitario jesuita y también con el apoyo del gobierno, la derecha, sus medios de prensa e institucionalidad putrefacta.

En este sentido, es que como organización revolucionaria también nos hemos visto enfrentados a una ofensiva mediática por parte de los ricos y poderosos. Y queremos señalar algunas consideraciones al respecto: en primer lugar no les tenemos miedo, como hijos de la clase trabajadora les decimos fuerte y claro que son ellos quienes deben temer, pues existe un pueblo que lentamente esta despertando y asumiendo que el único camino para vencer en nuestras demandas es el de la lucha frontal y la organización popular.

En segundo lugar lo decimos fuerte y claro: la verdadera violencia no viene de quienes luchan decididamente por cambiar esta injusta sociedad, la violencia se encuentra aliada a los intereses de los poderosos. Y no es una violencia meramente física, es mas bien el conjunto del sistema capitalista el cual se presenta chorreando sangre. Que no nos hablen de violencia aquellos que han cimentado una sociedad donde la salud es al menos precaria, donde la explotación nos da tiempo para nada, donde hay niños que mueren de hambre, que mueren en los centros del SENAME, donde se fomenta una sociedad competitiva una selva donde sobrevive el mas fuerte, capitalismo agresivo que en la educación nos plantea una orientación absolutamente hecha a la mano de tales intereses ¿y cuando queremos cambiar esta miserable situación osan a llamarnos violentos? Si no les bastara mientras lloran a su propia prensa la “violencia de los estudiantes” ellos no tiemblan en condenarnos a los “pacíficos” tratos de carabineros.

Y además agregamos que nuestros objetivos políticos son sumamente justos, que la moral de la juventud combatiente es alta y que no retrocederá ante cualquier amedrentamiento, sea El Mercurio, sea la alcaldesa de Santiago Carolina Tohá o sean las Fuerzas Especiales que entran repartiendo palos adonde los envían las mafiosas autoridades que controlan el mercado de la educación.

Hoy se nos dice abiertamente que somos un “fascismo de izquierda” y es claro el porque. Cuando el uso de la violencia comienza lentamente a escapar del monopolio del Estado que ellos manejan como fieles escuderos de la burguesía, estos recurren a sus viejos postulados de “le hacen el juego a la derecha”. Pero la juventud combativa, el estudiante consiente no somos ingenuos, si alguien tiene temor de que los pobres se levanten, se alcen contra sus intereses, sus privilegios, son ellos los corruptos, los políticos de la burguesía y la propia burguesía (a propósito de las últimas declaraciones de Luksic ) y por supuesto la primera tarea de los poderosos es sembrar en el mismo pueblo trabajador esa sensación de rechazo hacia quienes luchan y si se encuentran con una izquierda timorata y oportunista mas fácil les resultara su trabajo.

Los compañeros y las compañeras de la Universidad Alberto Hurtado enseñan el camino. Con las demandas históricas del movimiento estudiantil:, la educación gratuita al 100%, la eliminación de la educación privada, la condonación absoluta de la deuda educativa, es decir una educación al servicio del pueblo trabajador y del pueblo mapuche, no se sienta a negociar, no se sienta a dialogar, sino que se levanta para luchar. Esta es la verdadera ofensiva que el Confech reniega, que el gobierno niega y frente a la cual –como vemos- los poderosos tiemblan.

Desde la Juventud Guevarista exigimos NO + CRIMINALIZACIÓN del movimiento estudiantil. Reincorporación de inmediata de los casi 300 estudiantes y sus familias que hoy ven truncados sus proyectos de vida (y después preguntan quiénes son los violentos) solo por el hecho de movilizarse de forma consecuente. Porque nuestro único camino es el de la movilización radical, levantando nuestra plataforma de lucha histórica, forjando la unidad con los trabajadores y rompiendo todo pacto estéril con el actual gobierno.

 

¡Nada ni Nadie nos trancara el Paso!
¡Crece y Avanza la Izquierda que no tranza!
Juventud Guevarista de Chile – Izquierda Guevarista de Chile

14269476_10210586110717759_1541472939_n