Comunicado de la Federación de Estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado

En solidaridad con el proceso sumario llevado a cabo contra 8 estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado, la Juventud Guevarista de Chile, adjunta el comunicado de la Federación de Estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado y dispone de sus fuerzas para luchar y poner fin al juicio político que lidera la institución jesuita.

Como Mesa Ejecutiva y Consejo de Federación declaramos ante el Tribunal de Conducta y la comunidad universitaria, lo siguiente:

Durante la mañana del día 23 de enero 7 estudiantes de nuestra universidad se acercan a la Federación de Estudiantes comunicándoles que han sido notificados formalmente de la apertura de un proceso sumario en su contra. El día lunes 25 de enero otro estudiante se acerca a la FEUAH comunicando que por medio de una notificación verbal e informal se ve envuelto en la misma situación anteriormente señalada. El motivo de dicho proceso de investigación se debe a la interrupción del juicio en contra del estudiante Felipe Sánchez, realizado los días 30 de noviembre y 2 de diciembre del año 2015.

Es importante destacar que conforme a nuestra propia Constitución en su artículo 19 número 3 inciso 6, toda persona tiene derecho a ser juzgada mediante un procedimiento racional y justo, que inicie con una debida notificación, que contenga las garantías de protección necesarias para que el acusado pueda formular su legítima defensa y con el tiempo necesario para reunir los antecedentes que se lo permita. Con esto, el mismo artículo 1 inciso 4 del mismo cuerpo legal, nos mandata el deber de todos al respeto de dichos derechos y garantías que la Constitución establece, y este Tribunal de Conducta no debe ser la excepción.

En base a lo anteriormente señalado, este proceso sumario cuenta con una serie de irregularidades. Según el artículo 22 del Reglamento de Conducta y Convivencia de los Estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado, la notificación se comunicará al presidente del Centro de Estudiantes al que pertenezca el alumno inculpado y en su ausencia al presidente de la Federación de Estudiantes. Situación que no ocurrió hasta el día lunes 25 de enero y solo cuando Gustavo Orellana – Presidente de la Federación – solicita expresamente al Encargado de Gestión Estudiantil la debida notificación.

Por otro lado, según el artículo 18 del reglamento ya mencionado: “En el caso de aquellos hechos que constituyan faltas graves o gravísimas la denuncia deberá ser dirigida – por escrito y firmada – al secretario general de la Universidad, y deberá contener una descripción de la conducta denunciada, sus causas y una identificación de los posibles inculpados”, esta disposición en el caso de un estudiante se ve completamente transgredida al ser ésta, notificada vía verbal e informal como ya fue mencionado y no siguiendo el propio reglamento de conducta por el cual está siendo juzgado.

Queremos ser enfáticos en que entendemos este proceso sumario, como una acción arbitraria y que además responde a un hecho de persecución política. Entendemos que el problema de origen no es la existencia de sumarios o reglamentos, sino que el actual reglamento de conducta no es un documento que responda la complejidad de una universidad que se dice participativa, ya que no fue hecho en conjunto con los distintos actores de nuestra comunidad y atenta directamente contra la organización y movilización. Además somos enfáticos en repudiar encarecidamente todo acto de violencia en contra de estudiantes y trabajadores de nuestra universidad. En concordancia con todo lo anterior creemos que la comunidad universitaria se construirá con todos y que sin el apoyo de los trabajadores nunca crearemos la universidad que queremos.

Finalmente y en vista de lo señalado en los párrafos precedentes es que como Mesa Ejecutiva y Consejo de Federación solicitamos a este tribunal de conducta la prórroga del juicio a realizarse el día 28 de enero del año 2016 hasta el inicio del año académico, esto es marzo del mismo año.