A propósito de la represión y de la movilización popular del 21 de Mayo

 

“Todo el que dispara contra el pueblo será marcado históricamente como asesino del pueblo, tenga o no tenga uniforme.”

Miguel Enríquez

En las últimas semanas, el escenario político de la lucha de clases ha estado caracterizado por una disposición ofensiva de importantes sectores del Pueblo Trabajador. El descontento y la rabia han tendido a organizarse en tomas de ministerios y espacios de la institucionalidad burguesa, en tomas de liceos y universidades, en paralizaciones de estudiantes, en barricadas, acción directa, concentraciones, marchas, cacerolazos, etc. La iniciativa del pueblo, su disposición a la lucha, objetivamente, ha profundizado la crisis política de los ricos y poderosos.

En este marco, el gobierno de Michelle Bachelet se encuentra totalmente arrinconado, con niveles de desaprobación gigante y totalmente desconcertado por los casos de corrupción y el avance del movimiento de masas.

En lo inmediato, con el objetivo de calmar aguas, Bachelet anuncia el inicio de un proceso constituyente que permita oxigenar el régimen político del capitalismo. Del mismo modo, el paquete de “reformas” que anuncia Bachelet una y otra vez, pero sin claridad ni compromiso irrestricto con el Pueblo Trabajador, tiene por objeto cooptar una franja del movimiento de masas, mientras que hace caer la represión más aguda sobre los sectores y franjas más radicalizadas.

En efecto, sólo en el marco de la crisis política actual, es posible comprender los niveles de violencia que ha utilizado Carabineros de Chile, ya sea en las recientes movilizaciones de estudiantes y de trabajadores, como en los hechos recientes ocurridos el día 21 de mayo en la ciudad de Valparaíso, resultando dos manifestantes heridos de gravedad por actos de barbarie y brutalidad policial.

La Juventud Guevarista de Chile, envía un caluroso y fraterno abrazo de solidaridad a la compañera Paulina y a su familia, como también al compañero Rodrigo, militante de la Unión Nacional Estudiantil. Solidarizamos, por supuesto, en las actuales circunstancias –pese a todas las grandes diferencias que separan a ambas organizaciones– con las y los compañeros de la Unión Nacional Estudiantil.

El escenario político es clarísimo. Frente a la represión de los ricos y poderosos, es necesario desarrollar y desatar una ofensiva popular, intensificando las jornadas de protesta, los cacerolazos, las concentraciones, las tomas, los paros, las huelgas, etc. El Bloque en el Poder de forma perseverante le muestra al Pueblo en Lucha que este no tiene otro camino más que la lucha directa confrontando los intereses del Pueblo Trabajador con los de la burguesía, sin espacio para la conciliación y la negociación de tales intereses.

¡¡Es la hora de luchar!!

¡¡Ni un minuto de paz para los ricos!!

Juventud Guevarista de Chile, 22 de mayo del 2015

11219230_749588011826530_1752841080696761692_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *